Covid-19: Encontrar el plan de recuperación adecuado para la Unión Europea

Comienza la parte más difícil para los líderes de la Unión Europea reunidos el jueves por videoconferencia para encontrar un plan de recuperación para sacar a la Unión Europea de la recesión en la que el Covid-19 ha sumido a los 27 países miembros. En la víspera de la reunión, el Papa Francisco ha invitado a la gente a rezar por la unidad de las naciones europeas.

Marie Duhamel – Ciudad del Vaticano

Fue en su misa diaria del miércoles 22 de abril en la capilla de la Casa Santa Marta. El Santo Padre abogó por «la unidad fraternal soñada por los padres fundadores de la Unión Europea». Ya en su mensaje Urbi et Orbi, Francisco invitó a los europeos a redescubrir «un espíritu concreto de solidaridad».

A día de hoy, parece que la mayoría de los líderes de la UE están de acuerdo en la necesidad de adoptar medidas para apoyar la economía de los 27 estados miembros. La recesión los amenaza a todos. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), se espera que la confinada UE registre una caída récord del 7,1% del PIB este año. Se habla de un plan que ascendería a entre 700 y 1.500 mil millones de euros. La dificultad para los 27 es encontrar el modus operandi adecuado.

Italia, Francia y España defienden una deuda común, los llamados «coronabonos», para beneficiarse de las mejores condiciones de préstamo en los mercados. Pero no en los mismos términos. París desearía emitir valores por un período limitado, por ejemplo, por 5 años reembolsables en 20 años. Madrid prefiere los títulos sin fecha de vencimiento, con reembolso de intereses gracias a los impuestos ecológicos. En este caso, la Comisión Europea pediría un préstamo en nombre de todos y asignaría el dinero recaudado según el impacto de la pandemia en las economías locales. Los Estados pagarían de acuerdo a su participación en el PIB europeo total.

El problema es que este escenario conviene a las naciones más afligidas del sur de Europa, pero hace que el norte, especialmente Alemania y los Países Bajos, «rechinen los dientes». Berlín y La Haya no quieren quedarse con la carga de la deuda de los países que no gestionaron sus finanzas durante el período de crecimiento de los últimos años.

Presupuesto europeo

La Canciller alemán estaría a favor de un plan de recuperación financiado con cargo al próximo presupuesto europeo que se está elaborando actualmente para el período 2021-2027. Su cantidad podría incrementarse para aumentar el gasto. Como parte del presupuesto, se podrían hacer emisiones conjuntas de bonos. Pero, de nuevo, ¿cómo deberían distribuirse los fondos recaudados? ¿Qué hacer con el dinero? ¿Debería ser la prioridad el apoyo a la salud, la investigación o el mercado del automóvil? ¿Y esto será a expensas de las inversiones tradicionales como la Política Agrícola Común, que es intocable para algunas naciones?

En resumen, el tema es complejo y sólo puede resolverse, según algunos altos funcionarios, en reuniones físicas entre jefes de Estado. Las discusiones bilaterales, para entenderse mejor, suelen ser decisivas. Además, no se espera ninguna declaración conjunta para este jueves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *