Nueva muestra con saliva busca masificar las pruebas del covid-19 en EE.UU.

Estados Unidos comenzó este miércoles 15 de abril de 2020 el uso de una nueva prueba para detectar el covid-19 a través de una muestra de saliva que ofrece mayor rapidez, menos riesgo médico y una multiplicación del proceso ideada por el Instituto de Genética Humana de la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey.

«Las pruebas de saliva ayudarán con la escasez mundial de hisopos para tomar muestras y a aumentar las pruebas de los pacientes, y no requerirá que los profesionales de la salud las recolecten», precisó Andrew Brooks, director de operaciones y de desarrollo de tecnología del RUCDR, el mayor depósito del mundo de células y ADN en una universidad. La saliva es «autodepositada» por el paciente en un pequeño tubo, proceso que ahorrará los hisopos especiales que se usan hasta ahora para recolectar las muestras del coronavirus SARS-CoV-2 en la garganta o la nariz.

«Obviamente, colocarse un hisopo muy largo en la nariz no es fácil y es bastante doloroso, por lo que con la saliva, hay menos dolor», dijo Brooks. Agregó que ya no será necesario «poner a los profesionales de la salud en riesgo de infección y preservarlos para su uso en la atención al paciente en lugar de las pruebas», explicó Brooks.

Análisis automatizado de pruebas La nueva forma de recolección para el nuevo coronavirus se suma también a una novedosa infraestructura de automatización para analizar diariamente hasta «decenas de miles» de muestras del nuevo coronavirus. Este nuevo sistema, que ha recibido el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), fue ideado también por el RUCDR Infinite Biologics (Rutgers University Cell & DNA Repository), una institución del Instituto de Genética Humana de Rutgers de Nueva Jersey. «Ahora podemos aceptar diariamente cientos de miles de muestras para análisis y potencialmente podremos analizar decenas de miles diariamente en las próximas semanas», explicó Brooks. La universidad señaló en un comunicado que el análisis de pruebas se basa en una técnica «ganadora del Premio Nobel que hace millones de copias del ácido nucleico del virus SARS-CoV-2 (en este caso, ARN) en una muestra».

La misión del RUCDR Infinite Biologics, señaló, es comprender las causas genéticas de enfermedades comunes y complejas, y descubrir diagnósticos, tratamientos y curas para ellas. Masificación de las pruebas​El nuevo método de recolección de saliva, que el RUCDR desarrolló en asociación con Spectrum Solutions y los laboratorios privados Accurate Diagnostic Labs (ADL), permitirá una detección de población más amplia que el método actual de hisopos de nariz y garganta.

«Podemos aumentar significativamente el número de personas evaluadas todos los días, ya que la auto-recolección de saliva es más rápida y escalable que las recolecciones de hisopos», explicó Brooks. «Todo esto combinado tendrá un tremendo impacto en las pruebas en Nueva Jersey y en Estados Unidos», precisó. La nueva prueba comenzó a realizarse sin tener que bajarse del automóvil en el condado de Middlesex (Nueva Jersey) en asocio con los principales sistemas hospitalarios del estado tras ser aprobada la semana pasada por la FDA como una respuesta a la «emergencia» ante la pandemia. Según datos oficiales, en Nueva Jersey se han confirmado 68 824 positivos por covid-19, de los cuales 2 805 acabaron con la muerte del paciente, mientras que las cifras de todo el país superan ya los 609 995 casos y 26 977 decesos.

Dijo además que las pruebas de saliva también serán importantes para las personas que están en cuarentena, que se las podrán hacer en casa y enviar al análisis y saber así «cuánto tiempo pasará hasta que ya no estén infecciosas». «Esto permitirá a los trabajadores de la salud liberarse de la cuarentena y volver a trabajar de manera segura», agregó. Por su parte, el presidente de la Universidad de Rutgers, Robert Barchi, calificó la nueva prueba de saliva como un «esfuerzo hercúleo que es excelente para el país y el mundo».

El equipo de Rutgers-ADL ha estado en contacto con la Casa Blanca con el fin de expandir las nuevas pruebas y permitir que otros laboratorios se beneficien del logro. De igual forma han sido consultados por compañías globales que trabajan en las pruebas del covid-19. «He hablado con el liderazgo de estas empresas para no solo compartir conocimientos, sino también para crear oportunidades para continuar ayudando a innovar durante esta crisis», dijo Brooks.

Fuente: https://www.elcomercio.com/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *