China: temor por la propagación de la neumonía de Wuhan

Las autoridades chinas confirmaron setenta y siete nuevos casos de contagio del nuevo coronavirus, con lo que el número asciende a doscientos noventa y dos. Casi todos ellos se registraron en la provincia de Hubei, donde partió el foco de la infección

Las autoridades chinas confirman setenta y siete nuevos casos de contagio del nuevo coronavirus, con lo que el número asciende a doscientos noventa y dos. Casi todos ellos se registraron en la provincia de Hubei, donde se encuentra la ciudad de Wuhan, de donde toma el nombre esta neumonía puesto que de allí partió el foco. Otros tres casos se registraron en Pekín y dos en Shangai.

Mientras tanto y tras la alerta en numerosos aeropuertos un hombre fue puesto en aislamiento en Brisbane, Australia, después de mostrar síntomas similares a los causados por el virus. Este pasajero había regresado recientemente de una visita a Wuhan y está en espera de los resultados de las pruebas, tal como lo afirma la Gerente de Salud de Queensland, Jeannette Young.

Alarma en los aeropuertos de diversos países

También un niño chino de cinco años fue hospitalizado durante su estancia en Filipinas puesto que resultó positivo a la prueba del nuevo coronavirus como informa el Departamento de Salud de esta nación. Este joven paciente, originario de Wuhan, llegó a la ciudad de Cebú el pasado 12 de enero según la Dra. Ferchi Avelino y ese mismo día fue ingresado en el hospital.

Las autoridades australianas han decidido realizar pruebas de bioseguridad en los vuelos que llegan a Sídney procedentes de la ciudad china de Wuhan para localizar a cualquier persona infectada por el nuevo coronavirus. Así lo anunció el director de salud australiano, Brendan Murphy, señalando que nadie ha sido aún confirmado positivo al contagio. Y añadió que no hay modo de prevenir completamente la llegada del virus a Australia. También explicó que su incubación dura probablemente una semana y que muchas personas permanecen completamente asintomáticas durante ese período la incubación.

Sin embargo, cabe destacar que el director de salud de Australia quiso tranquilizar a la audiencia afirmado que “el riesgo para los australianos sigue siendo relativamente bajo, incluso si hay necesidad de mantener una vigilancia activa y de la situación».

Por su parte, el virólogo italiano Fabrizio Pregliasco de la Universidad de Milán explica que el cuadro debe ser visto según evoluciona con el tiempo, puesto que es una forma no específica de infección, que  causa una neumonía común. También dijo que una epidemia es como un incendio, que comienza en un área pequeña, y que si bien aumenta, luego puede ser controlado, pero no descartó la posibilidad de contagio a causa de los viajes de la gente alrededor del mundo. También dijo que es evidente que hoy en día, en comparación con el pasado, después de la experiencia de la gripe H1N1, se ha reforzado la capacidad de identificar la situación de riesgo.

De la misma manera el Gobierno japonés adoptará nuevas medidas para contener la amenaza de la propagación del coronavirus tras el primer caso confirmado la semana pasada en China. El Primer Ministro Shinzo Abe se reunió con los demás ministros responsables y ordenó la aplicación de un sistema de cuarentena para el control de pasajeros de las áreas definidas como de riesgo, en un intento de prevenir la expansión del virus en el país nipón. El único caso de esta neumonía corresponde a un hombre  ciudadano chino que regresó de un viaje a Wuhan a principios de enero. Cabe destacar que entre el 24 y el 30 de enero aumenta el flujo de turistas de China a Japón con motivo de las fiestas del Año Nuevo Chino. (Con información de agencias).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *