Sudán: alrededor de 120 niños mueren cada día a causa de la desnutrición

Sudán: alrededor de 120 niños mueren cada día a causa de la desnutrición
Henrietta Fore, directora general de la UNICEF, visitó Sudán, país del continente africano, donde miles de niños están en vulnerabilidad a causa de los conflictos internos en las últimas décadas.

Ciudad del Vaticano

«En Sudán se vive un momento histórico y es fundamental que los derechos del niño estén en el centro de la agenda nacional», dijo Henrietta Fore, luego de una misión de 3 días en el país africano, donde décadas de conflicto y subdesarrollo han dejado a millones de niños vulnerables.

Datos alarmantes

Los datos hablan por sí solos: más del 38% de los niños menores de 5 años sufren retraso en el crecimiento (demasiado bajo para su edad) y aproximadamente el 17% fallecen (demasiado delgados en comparación con altura); según la organización, alrededor de 120 niños mueren todos los días debido a la desnutrición y causas relacionadas; 2.6 millones de niños necesitan asistencia humanitaria; alrededor de 1 millón de niños fueron desplazados en 2019; 3.6 millones de niños no van a la escuela, principalmente en áreas afectadas por conflictos que dejó a millones de niños en vulnerabilidad.

Momento decisivo

Pese a esto, la directora dijo que «este es un momento decisivo. Sudán comienza un nuevo capítulo en su historia, es esencial que reafirme su compromiso con sus ciudadanos al poner a los niños y jóvenes al frente y en el centro».

Durante su primera misión de campo en Sudán, Fore se reunió con varios representantes gubernamentales de alto rango, incluido el primer ministro Abdullah Hamdok, y visitó Kadugli en el sur de Kordofan, donde se reunió con socios y comunidades. Durante sus reuniones con las autoridades, Fore subrayó la necesidad de priorizar las necesidades de los niños, incluso reforzando las acciones contra la desnutrición, respondiendo a la crisis de educación y aumentando la inversión para niños y jóvenes.

Esperanza para el futuro

Además, en Kadugli, la directora conoció a niños que fueron separados de sus familias debido al conflicto. Habló con socios que trabajan para desmovilizar a los niños previamente involucrados en el conflicto y para ayudarlos a reintegrarse en sus comunidades, con el apoyo de UNICEF. «El reclutamiento y uso de niños en las fuerzas armadas y grupos en Sudán debe terminar», continuó Fore. «UNICEF está trabajando con todas las partes para sacar a los niños de las zonas de conflicto en primera línea y traerlos de vuelta a sus comunidades».

Fore también conoció a adolescentes y jóvenes tanto en Jartum como en el sur de Kordofan, quienes hablaron sobre sus esperanzas para su futuro y el de su país. «Los jóvenes de Sudán han sido el motor del cambio. Tienen derecho a ser escuchados y participar en las decisiones que afectan su bienestar actual y futuro «, concluyó Fore.

Radio Ekos ORG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *